Médicos Asesinos: Alfredo Balli Treviño, el “Dr. Salazar”

Conocido en la prensa como “El hombre lobo de Nuevo León”, preso en la prisión estatal de Nuevo León, México, a finales de los años 1950 y los 1960. Se convierte en el primer Médico real en llegar a nuestro listado de Médicos Asesinos.

alfredovalli2 Además de tener gran importancia en la historia de Médicos Asesinos pues fue el Dr. Alfredo Balli Treviño la inspiración para Thomas Harris al momento de dar vida al inolvidable Dr. Hannibal Lecter. El médico fue declarado culpable de matar a autoestopistas (práctica realizada por viajeros que buscan transporte de manera gratuita, “dar un aventón”) en Nuevo León, desmembrarlos y tirarlos de su coche por partes durante la noche.

alfredovalli3 Durante sus años en prisión, el médico también trataba a los pobres de forma gratuita. Tenía un consultorio médico dentro de la prisión. Ballí habría sido el último mexicano sentenciado a pena de muerte por los asesinatos que cometió, sin embargo, la pena se conmutó y tras una larga estancia, abandonó la cárcel después del año 2000. Su caso es interesante porque se trata de una persona que fue sentenciada legalmente a muerte. La pena de muerte no se ha practicado en México de forma legal (aunque hemos tenido gobiernos que la practican extrajudicialmente). “El Dr. Salazar (lo llamaremos así para proteger su verdadera identidad) era hombre pequeño, ágil y con cabello rojo oscuro. Se quedaba muy quieto y había cierta elegancia en él. Horas después de que platicamos, un carcelero me reveló que el doctor era un asesino y que como cirujano podría empaquetar a su víctima en una caja sorprendentemente pequeña”, escribe Harris en una nueva introducción para el aniversario 25 de la obra literaria en la que se basaron para filmar la cinta ganadora del premio Oscar.

alfredocalli4 En el 2008, dos años antes de morir, Balli Treviño, que purgó una condena de 20 años en el penal del Topo Chico, en entrevista para MILENIO aún se negaba a relatar aquel pasaje traumático que no sólo lo llevó tras las rejas, sino también a ser la musa de Thomas Harris. “No me gusta hablar de eso, fue algo traumático que quisiera que se quedara atrás”, declaraba en entrevista Balli Treviño a MILENIO en el 2008. Sin lograr un nuevo encuentro, Thomas Harris nunca pudo revelar a Alfredo Balli su cuantiosa ayuda para que Hannibal Lecter naciera, pues si bien el doctor regiomontano no es exactamente el sangriento asesino de ficción, su elegante personalidad fue el punto de partida para este icónico personaje. Todo indica que el Doctor Alfredo Ballí Treviño murió en 2010, a la edad de 80 años. Hasta ese año siguió dando atención médica en un consultorio de una colonia perdida de Monterrey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *